El productor rural Ignacio Contreras, titular de la firma comercial “Lácteos Mi Viejo” está trabajando en los últimos detalles para la presentación del Aeródromo San Vicente que estará emplazado en su propio campo.


 La otra pasión de Contreras, cuando no está elaborando quesos

31 de Julio | Ignacio Contreras, no sólo tiene pasión por las vacas y por la actividad del campo relacionada con su especialidad comercial en el rubro de los quesos y derivadas lácteos. También es un apasionado de los aviones y es piloto privado en aeronaves de pequeño porte, lo que lo llevó a pensar en construir un aeródromo y una futura escuela de vuelo en los terrenos donde se elaboran los productos que se comercializan en los dos puntos de venta de la firma.

Para que se tenga una noción más acabada, y sirva como orientativo para los conocedores en esta materia, la pista podrá recibir aviones de menor porte, considerando al Beechcraft C-90 biturbohélice liviano para despegar y aterrizar en esta pista, además de permitir la operación de aviones menores como el Cesna 152, 172, 182 y similares, los cuales no requieren una pista pavimentada debido a su bajo peso y características de neumáticos, aptos para la operación en suelo natural compactado.

La idea del creador de la marca “Lácteos Mi Viejo” es crear una escuela de vuelo, a partir de la construcción de la pista, que pueda formar a futuros pilotos privados y comerciales con instructores certificados, pero que a la vez cumpla una función comunitaria como base operativa para vuelos sanitarios, llegada de helicópteros etc, redundando en un aporte a la sociedad con capitales privados, en articulación con el Estado Municipal

El proyecto presentado por Contreras, contempla la construcción de una pista con orientación Noreste/Sudoeste con una longitud de 900 metros por 30 metros de ancho, y una calle de rodaje que conecte la pista con una plataforma destinada al estacionamiento de aviones.

Según detalló a este medio, la pista será sobre suelo natural compactado con terminación superficial de pasto, marcación alfanumérica, iluminación reglamentaria y obras complementarias para la seguridad de los pilotos.

“Tanto la pista como las instalaciones estarán al servicio de todo el distrito para eventuales traslados sanitarios de emergencia, evacuaciones o cualquier otro tipo de servicio que requiera la presencia y participación de aviones que puedan aterrizar y despegar en 900 metros” señaló a este medio Contreras.

En cuanto a las habilitaciones legales para llevar adelante este emprendimiento, el responsable del mismo ya presentó ante las autoridades municipales la Declaración Jurada Ambiental solicitada por la autoridad de aplicación (ANAC) Administración Nacional de Aviación Civil, conforme a lo estipulado en la Ley 25.675 en su artículo 12.

El empresario también adelantó que está avanzada la idea del desarrollo de un esquema de vuelos de bautismo dentro de un programa de Turismo Rural que presentará al municipio, desde donde vieron con muy buenos ojos la iniciativa de Contreras, para sumarlo a la oferta turística del distrito.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here