QUE VIVA EL FÚTBOL: El Depo no pudo en Chascomús y es Subcampeón en 4ª y 5ª

Las dos divisiones inferiores del Futsal del Club Deportivo San Vicente, cayeron anoche en Chascomús en la definición del Torneo Apertura. El Lagunero se quedó con ambas finales en dos partidos memorables y emotivos.


5 de Octubre | La 5ª División azul-grana llegaba al reducto de Chascomús con una leve ventaja de un gol, lograda en el partido de ida con triunfo 6-5. Pero es ventaja le duraría muy poco porque el local se puso 1 a 0 prácticamente desde el vestuario lo que le dio la tranquilidad para ir a buscar el desnivel que consiguió 3 minutos más tarde para ponerse 2 a o con los goles de Matías Ibarra y Valentín Letorneau.

De ahí en más el partido fue vibrante, de ida y vuelta, con un gran juego de Chascomús y con el conjunto de San Vicente respondiendo con el buen pie de sus jugadores. Y tanto fe a buscar que Joel Fleitas logró descontar, para ponerle un poco de picante al partido, y pocos minutos después, la buena definición de Dante Fernández, ya en el segundo tiempo, puso las cosas 2 a 2, y el campeonato a solo 2 minutos. Pero el Futsal es así, en un segundo todo puede cambiar.

Desde el banco, el DT Darío De Luca, hizo el cambio que necesitaba hacer y sacó al “gran” arquero Alvaro Ricau (se atajó todo) y puso arquero jugador, mandando al arco a Letorneau en el minuto final, y fue el propio Valentin el que se encargo de redondear la jugada perfecta para poner el 3 a 2 definitivo ante la salida de Pintos y mandar el campeonato a la serie por penales.

En esa instancia, nuevamente Valentin Letorneau fue el héroe de la jornada, deteniendo el penúltimo penal para quedarse con el campeonato, luego de que su compañero convirtiera el suyo cuando la seria ya estaba en un penal por equipo.

Chascomús es un justo y merecido campeón, pero no hay que perder de vista que el equipo de San Vicente es debutante en el certamen y ha llegado nada menos que una final a base de buen juego y resultados con jugadores de mucho nivel que ya son el futuro del Futsal de la institución sanvicentina. Y eso hoy tiene un valor agregado extra.

La 5ª División de Chascomús Fútbol. Flamante Campeón 2019

PARA EL INFARTO

El partido final de la 4ª División quedará en el recuerdo de todos. De los justos campeones “Chascomús Futsal” y del Deportivo San Vicente que, estando 2 goles abajo en la serie le fue a jugar de igual a igual al local en un partido que tuvo de todo. Incluso jugadas para el infarto, y no es una exageración.

Por el lado del local, el inexpugnable arquero Nicolás Benvenuto, no solo atajaba todas, sino jugaba y hacia jugar a sus compañeros con precisión y velocidad. El Pivot, Pedro Ruartes las aguantó todas y cuando giraba, ya estaba mano a mano con el arquero Nicolás “Chanchi” Valeiras que (párrafo aparte) dio cátedra de arquero, mostrando sus mejores cualidades y unos reflejos increíbles para atajar, volar, sacar, parar y todos lo que le tiraban.

El partido comenzó a favor del local, con el gol de Telechea, pero poco a poco iba apareciendo la “magia” de Nicolás “Niquito” Luayza para enloquecer a todos los rivales con su gambeta  y anotar 3 goles. Uno verdaderamente increíble, salvo que salga de la zurda de Luayza, clavando un golazo desde el ángulo del córner y con 3 jugadores rivales marcándolo.

En el camino, Thiago Britez también anotó su gol para llevar al partido a un solo gol de distancia, ya que la ida había sido del visitante 4-6 en San Vicente.

El propio Nicolás Luayza tuvo en sus pies la última obra maestra. Recibió en defensa, y a pura velocidad y gambeta, eliminó a 3 rivales y desparramó al muy buen arquero jugador, pero el toque final al arco vacío fue débil porque le quedó en la derecha, y la pelota la pudo sacar un defensor de la línea de gol, y en la contra Chascomús anotó su tercer tanto. Hubiese sido la jugada de la que todo el mundo iba a hablar durante mucho tiempo, sin lugar a dudas, porque además hubiese forzado la serie en los penales. No pudo ser, pero el “Depo” vendió muy cara su derrota, (a pesar de haber ganado el partido 4 a 3) y por eso son merecedores de todos los elogios.

Alejandro “Chipy” Areco y sus dirigidos no tienen nada que reprocharse, porque han llegado a una nueva final, esta vez con dos equipos debutantes, que poco a poco se van a ir encontrando con su estilo de juego, el que lo llevará a buenos puertos, sin lugar a dudas.

EL AGUANTE

Imposible calcularlo en números pero eran mucho de verdad. El aliento que recibió San Vicente durante los dos juegos fue increíble. Había padres, amigos, novias, jugadores de otras categorías…en fin, San Vicente anoche se mudó a Chascomús, y eso también hay que destacarlo porque los jugadores se sintieron cobijados en la casa del equipo local.

Pulgar para arriba para el comportamiento de ambas parcialidades. Hubo mucho folclore (del bueno) en las tribunas y en todos los sectores del campo de juego, y eso también es destacable en cuanto al club organizador.