Inseguridad: Reunión cumbre de todas las fuerzas del distrito de San Vicente

comparte:

Los principales referentes de las fuerzas de seguridad del distrito de San Vicente, se reunieron ayer para trabajar, todos juntos, en soluciones que ayuden a contrarrestar los hechos delictivos que siguen preocupando a los sanvicentinos de las tres localidades


Reunión histórica con todos los jefes policiales

18 de Febrero | Del cónclave, en el que se delinearon estrategias en materia de prevención e investigación de delitos, participaron el Comisario Jorge Kaufam, nuevo titular del Comando de Patrullas (sede del encuentro); el flamante Director de Seguridad municipal, Néstor Turner, el Comisario Diego Ruiz, a cargo de la Policía local, el Comisario Jorge Carballo de la DDI, el Subcomisario Roberto Beldrío, titular de la Policía Rural, y los comisarios: Carlos Melina y Gastón Lega, a cargo de las dependencias de Alejandro Korn y San Vicente respectivamente.

Extraoficialmente se supo que el propio Intendente Mantegazza impulsó el encuentro, instruyendo a su equipo de la Secretaría de Protección Ciudadana, para integrar esta comisión de todas las fuerzas de seguridad que operan en el distrito, con el objetivo de trabajar en forma articulada y comunicada entre sí, para hacer más efectiva la labor de control policial y prevención del delito que hoy demanda toda la sociedad.

En las últimas horas, los reportes de los hechos de inseguridad volvieron a encender las alarmas en el equipo gobernante, y por eso habrían tomado esta importante decisión de juntar a todas las cabezas de los efectores de seguridad para establecer un nuevo sistema de trabajo coordinado, que esté por encima de las individualidades de cada fuerza, con el objetivo de lograr que la delincuencia baje en San Vicente.

Desde la muerte de Berta Hauche, asesinada en octubre de 2019, nada es lo mismo en San Vicente en materia de inseguridad. Todo parece haberse salido de control y el miedo está presente en todo momento; por eso cobra especial importancia este cónclave de jefes policiales a los que se les debe exigir el máximo compromiso, al igual que a la autoridad municipal, para hacerle frente a la delincuencia, y presionar para que la Justicia deje de ser garantista, y haga cumplir su verdadero rol de custodio de los intereses de la población, para que las puertas de las comisarías dejen de ser giratorias, de una vez por todas.