BASTA EDESUR

Los habitantes de San Vicente, o al menos una gran mayoría, lamentablemente nos estamos acostumbrando a vivir mal, incómodos y hasta derrotados, por la desidia, la incompetencia y la falta de respeto que EDESUR tiene con los usuarios, debido a la falta histórica de inversiones en materia de tecnología, redes aéreas y subterráneas. Y todo eso con una tarifa casi imposible de pagar, que va en aumento sistemáticamente, amparada por el Gobierno Nacional en un contexto de país donde la inflación golpea con más fuerza en los que menos tienen.

Ahora bien, es cierto que se está haciendo una gran obra que, una vez en marcha, solucionará gran parte de este problema, según las opiniones de expertos en la materia que aseguran que la Subestación San Vicente (que estará emplazada en el Parque Industrial Mixto “Parque del Sur”) dotará de energía al distrito y a las empresas que se radiquen en ambos sectores industriales. Pero también es cierto que desde hace muchos años, el distrito de San Vicente es castigado por los cortes de energía eléctrica  a pesar de las obras complementarias que se vienen realizando en el marco del Plan “Más Cerca Eléctrico” que comenzó allá por el año 2014 y el cual transita por su 9ª etapa.

Entonces ¿Por qué continúan los cortes prolongados, las bajas de potencia, las subidas de tensión y los microcortes que generalmente queman electrodomésticos que “nadie paga”?. Es muy evidente que algo está muy mal en el sistema operativo de EDESUR y que nadie quiere hacer algo para solucionarlo.

Hace poco tiempo el municipio de San Vicente realizó una demanda formal a EDESUR por los cortes y por el pésimo servicio que se presta, pero no hubo respuestas, o si. Más y más cortes que siguen afectando a miles de usuarios del distrito con un ranking negativo que encabeza Alejandro Korn, seguido por San Vicente y Domselaar, causando perjuicios que en muchos casos son irreparables, como la pérdida de alimentos y la interrupción de la cadena de frío, o lo que es peor, poniendo en serio riesgo a los electrodependientes.

Ya es hora que el pueblo reaccione y haga valer sus derechos, pero sin perjudicar a quienes no tienen la responsabilidad de brindar el servicio eléctrico, cortándoles una ruta o amedrentando a conductores que nada tienen  que ver con el problema. El único responsable es EDESUR. Y es esta empresa la que debe responder por lo que cobran, ya que sigue facturando millones por día, invirtiendo poco, y “emparchando problemas” en lugar de solucionarlos de raíz.

 

 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial