ÚLTIMO JUEGO: El CDSV se despide del Provincial de Básquet ante su público

Este domingo desde las 20 horas, el Deportivo San Vicente jugará en su casa frente a Indios de Junín el último partido del Provincial de Básquet 2018, marcando un hito histórico para la institución azul-grana.

Si bien los resultados no acompañaron al club de San Vicente, luego de enfrentarse con verdaderas potencias a nivel bonaerense, la mayoría con jugadores rentados, tampoco hay que desviar el foco de la importancia histórica que resultó para la institución que termina su participan con un alto estándar en sus jugadores que se fueron potenciando con un nivel de juego mucho más exigentes que el del torneo cotidiano.

La aparición de Bruno Romano también fue un hecho muy positivo para el plantel, dentro y fuera de la cancha, “volcando” esa muy agradable personalidad que tiene con los jugadores y con toda la familia del básquet azul-grana.

Sumado a eso, la vuelta de Leonardo Soto al club fue uno de los acontecimiento de este torneo provincial que más disfrutaron los hinchas del Deportivo, sobre todo, cuando jugaba y hacía jugar o ejecutaba esos disparos largos que solo un talentoso como él puede concretar, para hacer vibrar a toda la afición.

También hay que hablar del gran momento consagratorio de Rodrigo Malcorra, la gran figura presente y futura del club, jugando con amor propio, garra y mucho talento en las manos, y tanto es así, que ya hubo sondeos de otros clubes para que su básquet emigre a otros colores.

Otro dato que debe formar parte de la estadísticas, más allá de la numérica, es que este torneo le ha abierto la puerta a los jugadores juveniles, algunos con pocos, y otros tal vez sin minutos en cancha, pero codeándose con los mejores en el vestuario y en la banca de relevos esperando su oportunidad. Eso habla a las claras de la importancia que el Deportivo San Vicente le da a sus jugadores, a esos chicos que desde pequeños rebotan la naranja en el piso del “Depo”

Ojalá el domingo mucha gente vaya a despedir a estos jugadores que han dejado todo por sus colores. Y esto no es una frase hecha para quedar bien con nadie, porque es la realidad de lo que todos vieron en cada juego, donde cada pelota era la última y valía un campeonato, y así se jugó en cada partido sin importar quién estaba enfrente, incluso hasta disimulando lesiones fuertes que a cualquier persona dejan en la cama por varios días.

Quedará un tiempo para las evaluaciones y para intentar volver el año próximo, pero lo cierto es que estos jugadores lograron poner el nombre del CDSV a nivel provincial, hecho que también puede volver a darse en 2019. Mientras tanto, es momento de alentar como nunca y de agradecerle al plantel desde las gradas todo lo que han dejado.

La cita es mañana domingo desde la 20 horas en la sede del Club Deportivo San Vicente.

“El año que viene volveremos. Por eso acompañamos en esta última función y dale el aliento a estos guerreros que transpiraron la camiseta y representaron al Depo con orgullo” declaró con una profunda emoción Mauricio Salgueiro, responsable del básquet del club a Sintonía Sur.

 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial